El BMW i3 y el Tesla Model S no cumplen las espectativas de la IIHS en Test Overlap

Según el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) “organización científica y educacional independiente, sin fines de lucro dedicada a disminuir las pérdidas – muertes, heridas y daños materiales – de Estados Unidos.”

Los vehículos totalmente eléctricos BMW i3 y el Tesla Model S no cumplen con los criterios de seguridad del Instituto, pero ofrecen a los consumidores que quieran minimizar el consumo de gasolina y priorizar la seguridad pueden elegir entre dos híbridos enchufables que ganan el premio 2017.

Una opinión demasiado extremista por el instituto, pero que aquí os contamos.

“No hay razón para que los vehículos más eficientes no puedan estar entre los más seguros”, dice David Zuby, vicepresidente ejecutivo del IIHS y director de investigación. “Esperamos que Tesla y BMW continúen refinando los diseños de sus modelos eléctricos para maximizar la protección del conductor y, especialmente en el caso de Tesla, dónde debe mejorar sus faros”.

Para calificar un vehículo con el “TOP SAFETY PICK”, debe obtener buenas calificaciones en las cinco evaluaciones de resistencia en Crash Test.

  • Frontal con pequeña superficie (10%)
  • Frontral con superficie moderada (40%)
  • Lateral
  • Resistencia del techo
  • Reposacabezas (Golpe trasero)

Además de disponer de un sistema de prevención de colisión frontal. El “plus” se concede a los vehículos que cumplen con todos estos criterios y también vienen con faros buenos o aceptables.

El Tesla Model S 2017, posee buenas calificaciones en todas las evaluaciones de resistencia a los impactos realizados por el IIHS, excepto la prueba de choque frontal con reducido espacio de impacto, en la que obtiene una calificación aceptable. A pesar de alargar los airbags laterales de cortina para mejorar la protección en este crash test en el Model S, Tesla se topó con problemas en la prueba cuando el cinturón de seguridad permitió que el torso del maniquí avanzara demasiado hacia delante.
Eso provocó que la cabeza del muñeco golpeara duramente el volante a través del airbag. Las Mediciones del maniquí indicaron que las lesiones en cabeza y pierna derecha inferior, serían de graverdad en un posible en un accidente real.

Las calificaciones para el Model S se aplican a los coches 2016 y 2017 construidos después de octubre de 2016. Tesla dice que hizo un cambio de producción el 23 de enero para abordar el problema de contacto de la cabeza, el cual el instituto IIHS probará el vehículo actualizado una vez sea entregado.

Aunque el i3, el Volt y el Prius todos mejoraron en el Overlap  crash test. La evaluación del Model S, depende del modelo según capacidad de batería y doble motor, por lo que los resultados no pueden ser comparados con anteriores Model S. Esto es debido a que la energía cinética involucrada en un choque frontal depende de la velocidad y el peso del vehículo, la calificación aceptable de Tesla se basa en un modelo más ligero.

Sólo una versión del model S, el P100D, también se queda corto en la resistencia del techo, la cual es importante para proteger a las personas en un accidente de vuelco.
Esta calificación se basa en una relación fuerza-peso. Pese a que el P100D tiene la misma estructura de techo que el resto de veriones, es mucho más pesado, debido a una batería de mayor capacidad, por lo que obtiene una clasificación aceptable.

La versión actual del Model S aún no ha sido clasificada para prevención de choque frontal. Aunque el equipo de frenado automático viene de serie, Tesla aún no ha activado el software para todos los vehículos. El modelo 2017 no está disponible con faros de mejor calidad. Tesla dice que está trabajando con su proveedor para mejorar los faros, e IIHS evaluará los nuevos cuando estén disponibles.

El BMW i3, no logra entrar círculo ganador, ya que logra buena puntuación en la evaluación del asiento, que mide la capacidad de un vehículo para protegerse contra las lesiones cervicales en un accidente trasero. Si bien estas lesiones rara vez son fatales, son el tipo más común de lesión por accidente y pueden causar grandes molestias a posteriori.

En cambio el i3 obtiene buenas calificaciones en las otras pruebas de resistencia al choque y está disponible con un sistema de prevención de colisiones frontal opcional que le hace ganar calificación. El sistema redujo la velocidad de impacto en un promedio de 14km/h en la prueba de pista de 20km/h y en 11 km/h en la prueba de 40km/h. Su componente de alerta cumple con los criterios de la IIHS.

El único sistema de faros disponible del i3 gana una calificación aceptable.

“BMW claramente pensó mucho acerca de la seguridad al diseñar el i3”, dice Zuby. “Es una lástima que se haya perdido puntuación debido a los reposacabezas, que es algo que la mayoría de los vehículos cumplen.” Entre los coches pequeños, el i3 es el único modelo 2017 que no gana una buena calificación “.

El Chevrolet Volt de 2017 puede equiparse opcionalmente con un sistema de prevención de choque frontal avanzado o superior. Obtiene una buena calificación para los faros cuando está equipado con el sistema de ayuda opcional del haz de luz, que cambia automáticamente entre las luces largas y cortas basadas en la presencia de otros vehículos. Sin la ayuda del haz de luz, los faros del Volt son aceptables.

El Prius Prime (versión enchufable del Prius), también entra en el TOP SAFETY PICK +. Gracias a su sistema de prevención de colisión frontal de serie y sus faros de calificación aceptable.

Mientras que el Volt y el Prius Prime pueden funcionar con gasolina, el Volt tiene una ventaja, frente al Toyota y es que puede viajar 85 kilómetros en modo 100% eléctrico, mientras que el Prius Prime puede recorrer 40km, de acuerdo con las estimaciones de la EPA.

Cuando ambos necesitas el motor de combustión, el Prius Prime 4.36 L/100km, mientras que el Volt utiliza 5.6 L/100km

IIHS planea testear el nuevo Chevrolet Bolt / Opel Ampera e, una vez que esté disponible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here